Un corazón que late

Fever Ray – If I had a heart

El cavernícola arrastrándome del pelo hasta la cueva para follar a perro por instinto. El vikingo que vuelve a casa de la batalla, sudoroso, sangriento y lleno de deseo en los ojos. El caballero feudal que se cree con el derecho de desvirgar a la doncella. El marido machista de antaño, que quiere su brandy y las zapatillas listas cuando llega a casa… mi sumisión es historia. ¿ Y si fui cada una de esas mujeres y si Él fue cada uno de esos hombres y nos gustó?.
Y si somos producto de lo que fuimos, y si en vez de fantasías son recuerdos. Y si yo quería ser doncella o vikinga, y si yo me dejaba arrastrar a la caverna, Él tiraba por instinto, yo me sometía por naturaleza. Y ahora no puedo llamarle de Usted por la calle, ahora la gente me mira mal cuando le sirvo, y si fuimos un corazón que ahora nos quieren arrancar, un corazón que, nos dicen, late mal.
Pero estos latidos me llenan de sangre y vida, estos latidos son los que marcan mis días.

Cuando llegue la noche latamos juntos, Usted con Su correa, yo con mi llanto. ¿Acaso no se trata de vivir, de mantenerse vivo como sea? Pero la mierda inunda el mundo, la naturalidad está penada, nosotros señalados.
El dolor físico es una aberración, aún cuando es consensuado, pero el dolor emocional está a la orden del día, sin castigo alguno. La libertad se esconde en locales clandestinos, sale de noche a hurtadillas, visita algunas camas, llena de aire algunos pulmones. Pero llega el día y tiene que volver a huir. Nadie quiere saber tu verdad, nadie quiere ver que sometida eres feliz. Oh! Dioses! ¿De verdad hay otro infierno peor que este, peor que este mundo que señala al libre, que impone leyes, peor que este que decide sobre tu cuerpo y tu vida?.
Dicen que si enseñas tu cuerpo está mal o está bien, dicen que ser sumisa es una cosa, definen que ser Amo otra, y tú no encajas, tú solo quieres pertenecer, quieres traer al presente ese corazón sumiso del pasado. Tú solo quieres servir sin lógica, quieres ser Suya sin importar cómo. Cada minuto, cada segundo, cada latido.
Cada día soporto menos ir por la calle, gente que vive vidas infelices me rodea, gente que sacrificó su única vida por condicionamientos absurdos, gente que no va más allá… y nos miran, nos señalan, miran nuestro comportamiento, tachan los castigos de algo aberrante, sin importar que mis lágrimas salgan de unos ojos brillantes y colmados de dicha.
Dime tú que me miras, dime tú que me señalas, por qué lo haces, qué más te da si soy buena sumisa o no, qué más da si te parece bien o mal lo que hacemos. No juzguéis y no seréis juzgados, dijo una vez un pobre sabio, no un dios. Dejamos que elijan por lo que tenemos que luchar, dejamos que transformen la sabiduría en dogmas ilógicos, en fachadas en las que ocultar la verdadera maldad. Dime tú, dime tú que siembras dogmas para recoger justificaciones. Yo no necesito sentenciar para justificarme. Soy como soy, no voy a buscar más explicación, me gusta que me someta, sentirme inferior a Él, satisfacer Sus deseos, también soy una princesita, caprichosa, presumida y miedica, una niña tonta que desea cosas que luego no puede soportar, ¿Y ahora qué? Con qué me vas a atacar si ya me he desarmado.
Quizá me desnudo mucho, quizás me abro demasiado, pero la mejor coraza es la desnudez. No tengo nada que ocultar, la mejor defensa es no tener secretos. Me llamas puta, sí lo soy. Me llamas sumisa, si lo soy. Me llamas pervertida, sí lo soy, me llamas… qué, ya se han acabado tus insultos y ataques, ya no te queda nada, ya estás agotado, y yo sin embargo aquí sigo sonriendo, latiendo…

4 thoughts on “Un corazón que late

  1. Pelusilla says:

    Jajaja me ha gustado tu orden ;). Ya estoy mucho mejor, así que aquí estoy de nuevo dando guerra xD. Un besazo y gracias

  2. Marilo says:

    Hola,
    me siento fatal dándote ordenes, pero no me queda otra….
    Haz que tu corazón siga latiendo fuerte, recupérate y ponte buena pronto
    Me haces falta.
    Muchos besos.
    Lo.

  3. judith says:

    Nadie quiere saber tu verdad!
    Hay otro infierno peor que éste?
    Nos miran, nos señalan!
    Dicen, dicen….
    Has elegido el camino de quedar al descubierto.
    Has querido dejar el confort que da nuestra puerta cerrada.
    Soy como soy y lo vivo con quien deseo y amo….pero eso no era suficiente…querías dar pasos fuera de tu bello jardín!!!
    Tienes quien te apoye a aguantar la tormenta!
    Pasará. Pronto pasará , alguien nuevo llamara su atencion y clavaran sus lenguas sobre él, pero mientras….
    Aquí nos tienes para escucharte.
    Un abrazo.

Comments are closed.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad