Mi Amo

Hoy estoy especialemente sensible y feliz, hace 5 ños de un día muy especial, la segunda entrada de mi primer blog trataba de esta fecha. Tengo una gran sensación en el pecho, mi vida no ha hecho más que mejorar.

Últimamente me han dicho de distintas maneras y en distintos contextos qué idea tienen los demás de mi Amo. Creí que transmitía bien cómo es Él, pero me parece que no lo he conseguido del todo, por ello me gustaría describiros cómo es el hombre al que me entregué en cuerpo y alma. Perdonad que me haya extendido, estaría horas y horas hablando de Él…

Kenny Rogers – The Gambler

Suena esta canción en el coche, sabe de quién es, el título, la letra. La canta despreocupado mientras conduce, yo lo miro emocionada, me emociona verlo cantar en el coche..

Mi Amo es un chico de unos 30 años, de estatura media, no es altísimo, no lo necesita, Su espalda ancha y Su sonrisa conquistan e imponen al instante. Mi Amo es un hombre sencillo de gustos sencillos. Le gusta jugar a la consola, a los juegos de mesa con Sus hijas, es extremadamente inteligente, pura lógica y matemática. En verano le gusta llevarse libros de pasatiempos a la playa para que los hagamos juntos, en invierno me abraza cada noche por detrás amoldándose a mi cuerpo, me agarra una teta y me calienta los pies helados entre Sus piernas. Los martes y viernes juega al fútbol, es la mente fría del equipo, ve las jugadas y suele dar el pase de gol.
Mi Amo es un hombre humilde, aún le queda mucho que aprender como Amo y como persona, lo sabe y disfruta del aprendizaje. Es extremadamente responsable y trabaja de más.

Mi Amo es la persona más comprometida que he conocido, siempre ha antepuesto el amor que me tenía a cualquier dolor que le he causado, siempre ha confiado en que cambiaría, nunca se cansó de darme oportunidades movido por la creencia de que yo podía cambiar. Y no se equivocó, cambié, cambié mucho, salí de una horrible depresión gracias a verme reflejada en Sus ojos, gracias a que cada día me mostraba lo maravillosa que era aunque yo no lo veía. Mi Amo es un gran padre, trabaja por darnos todo lo que necesitamos, después de trabajar estudia para ascender, para progresar. Cuando llega a casa besa, abraza a Sus hijas, se ríe con ellas, juega, las ayuda con los deberes y las arropa con ternura. Después me da Su atención como Amo y marido, me consuela si estoy llorando, me susurra al oído guarrerías que me vuelven loca, me pone un cojín en el suelo para ver una serie mientras acaricia mi cabeza.
Mi Amo me da los besos más bonitos, las bofetadas más oportunas y los azotes más merecidos.
No es un Amo especialmente sádico, disfruta más del dominio y la obediencia, pero tiene mano dura para corregir actitudes que me dañan, que nos dañan. Su lema es el poco a poco, paso seguro y certero. Yo iría corriendo a todas partes, en lo que a prácticas se refiere yo ya me hubiera clavado agujas, hubiera probado torturas más duras, por el simple hecho de la curiosidad, no por estar preparada. Él marca el ritmo, Él es quien tiene la capacidad de ver si estoy lista para ciertas cosas. Se guarda el castigo para Él, sabe que yo soy mucho más cruel conmigo misma de lo que es Él. No abusa de mí, rara vez me deja sin orgasmo o sin placer, adora ver mi cara mientras me corro…

Mi Amo es duro, firme y correcto, pero desde el primer día que comenzamos a ser novios dejó bien claro que me quería feliz. No modifica mi personalidad para hundirme, modifica las partes que siempre han estropeado lo maravillosa que soy, como el escultor que golpea el mármol para crear arte, no por destruir piedra.
Mi Amo es de las personas mas equilibradas que conozco. Es cariñoso sin ser empalagoso, es duro pero sabe cuándo ser compasivo, sabe cuándo necesito llorar y cuándo reír.
Mi Amo es hombre amable, educado, no tiene ni un ápice de prepotencia, no le gusta entrar en conflicto con nadie, adora la tranquilidad y los pequeños lujos de la vida: una cerveza, un vino, una barbacoa, una mamada los jueves, que le haga cosquillitas en el brazo, morderme cuando le plazca, un «sí, Amo». No necesita verme sangrar, aprieta mi cuello lo justo para mostrarme que le pertenezco pero nunca hasta verme perder el conocimiento… Él es así, no estudia a otros Amos, le gusta atarme solo para inmovilizarme, no por estética. Quizá sea porque es práctico, tremendamente práctico, las cosas son para lo que son, le gusta lo que le gusta y con esa sencillez es feliz.

Mi Amo es un experto cargando el coche con mis cachivaches de trabajo, me lleva donde me tenga que llevar, me ayuda las horas que me tenga que ayudar, soy Suya y le gusta verme cumplir mis sueños, siempre supo cuidar muy bien de Sus cosas.
Mi Amo es un hombre normal, con el que gusta estar. Una vez un “Ama” maleducada le dijo que no tenía actitud de Amo, quizá porque no miraba por encima del hombro a todo el mundo como hacía ella. Él muy tranquilamente dijo que no le importaba lo que opinara el resto del mundo, que lo que le valía era que yo lo respetara como Amo. Le da igual cómo le perciban los demás, Él no quiere ser un Amo de cara a la galería, Su objetivo como Amo es tener una sumisa que lo respete y lo obedezca, como véis otra vez esa simplicidad, esa practicidad ¿Qué significa ser Amo? Tener una sumisa y, como diría una amiga, PUNTO.

Y claro que a veces es duro, y claro que a veces lloro, claro que a veces me usa sin piedad, pero en esos momentos de castigos difíciles en ningún momento aparece ni un pensamiento negativo hacia Él porque, en los 11 años que llevamos juntos, jamás me ha dado un sólo motivo para pensar que quería hacerme daño, todo lo contrario.

Si véis a mi Amo por la calle veréis a un joven de espalda ancha, pelo rapado y barba corta. Veréis a un hombre que no va por la vida imponiendo, que no se esfuerza en hacer que le respeten, que no busca aprobación. No os pedirá que le habléis de Usted, no os hará sentir incómodos, será educado y amable. Él es mi Amo, no el Amo del mundo. Él es una persona, no un personaje…

Es curioso, al final, con Su naturalidad se hace querer, se hace respetar…

2 thoughts on “Mi Amo

  1. Pelusilla says:

    Tú sí que me encantas :).
    A veces nuestro maravilloso micromundo de dos se pierde en la comunidad y sus directrices, hay que luchar contra eso. Como bien dices la gente siempre opinará lo que le dé la gana, lo bueno es que para las sumisas es más sencillo no perderse entre opiniones: algo es excesivo si a tu Amo le parece excesivo, algo se queda corto si a tu Amo se le queda corto.
    Un besazo

    Responder
  2. Carmen says:

    Qué preciosidad!! Lo de la mamada de los jueves me ha encantado XD, y todo en realidad. Creo que un Amo debe ser Amo para su sumisa, para nadie más. No debe cumplir una norma, se debe adaptar a lo que tiene a su lado, y su sumisa a él. A mí no me interesa que mi Amo sea el más duro. Para mí es perfecto así. Eso es lo que debe valer. La gente siempre criticará por exceso de severidad y por delicadeza impropia de un Amo. Son tonterías. Para ti es el hombre más maravilloso, con eso es suficiente.
    Me encantáis 😉

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ángela Ruiz Ríos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  GoDaddy.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad