La elección

Puedes elegir, puedes elegir, una y otra vez hay frases que me recuerdan que puedo elegir, que puedo marcharme cuando quiera. Pero yo no quiero, no quiero vivir ese tipo de relación, quiero pertenecer a mi Amo igual que las esclavas en la antigüedad pertenecían, sin elección.
Me duele pensar que en el fondo muy fondo, tengo elección, me duele pensar que algún día algo no me guste y pueda dejarlo e irme. Aunque lo que más me duele es que sea Él el que crea que eso puede pasar. Para mí la situación ideal sería ser una esclava, sin poder decidir si irme o quedarme, tener que acatar cómo es mi Amo aunque algo no me guste. Las esclavas no elegían a sus Amos, no elegían si eran guapos o feos, si eran cariñosos o fríos… supongo que hablo así porque estoy enamorada de Él, porque es bueno conmigo, pero tenemos nuestras diferencias, diferencias que a veces me cuesta aceptar, que a veces se me hacen muy difíciles, sobretodo porque es complicado saber que eres tú la que, si no se llega a un acuerdo, tendrá que ceder.
Somos personas muy distintas, a veces nuestras personalidades llegan a una encrucijada, no es que alguno esté haciendo nada malo, no es que alguno de los dos esté siendo egoísta, simplemente son aspectos de nuestra personalidad que no son compatibles… y llega el dilema ¿Qué hacemos? Ese es el dilema aparentemente, pero en mí es un estallido de dudas y angustias. Si esto no se soluciona ¿Podré renunciar a esa parte de mí?¿Podré vivir sin esas situaciones en las que me siento bien? Y llega la elección, esa que odio, ese pensamiento de que si no me gusta puedo abandonar, puedo marcharme y hacer lo que me dé la gana. Es una charla conmigo misma, Él no está enfadado, solo me mira esperando a que mi conversación interior acabe y tome una decisión  Y no quiero, no quiero poder decidir, quiero acatar, quiero sentir que me entregué sin condiciones porque eso es lo que realmente me hace feliz, quiero esa realidad, dura, pero realidad. De pequeña no me sacrifiqué por nada, si algo no me gustaba lo dejaba a la primera, si algo me incomodaba abandonaba sin más, y ahora anhelo ese sacrificio, esa sensación de esfuerzo de entrega a algo, en este caso a alguien. El comportamiento que tenía no me llevó a nada, me gusta bailar pero por no sacrificarme no sé bailar, es esa sensación del sufrimiento por el bien mayor lo que busco en mi vida. Ahora cuando mi Amo me prohíbe hacer algo que me apetece mucho siento un poco de pena, pero una emoción se me coge en el estómago, me siento orgullosa de controlar mis demonios, de aguantar un momento malo por sentirme muy bien siempre, por sentirme Suya.
Quizá pueda parecer una loca, un zombie que acata sin más, que sigue al Amo sin cuestionar nada, pero no, cuestiono cada paso que doy, uso la razón, pero es que mi razón siempre llega a la conclusión del corazón. Puedo soportar las tempestades de la mente pero soy incapaz de sobrellevar la angustia del corazón. Y mi corazón sólo quiere pertenecer, es un corazón esclavo, por mucho que la mente dé vueltas a lo politicamente correcto. Ojo, no hablo del sentimiento hacia Él, no es que esté tan ciega de amor que no puede alejarme de Él. No, mi corazón siempre ha sido sumiso y esclavo, antes de Él, antes de todo, y ahora simplemente ha encontrado a una persona maravillosa a la que pertenecer.

Todo esto no es BDSM, no me cansaré de repetir que no me hagáis caso, lo que en este blog escribo es sólo una apreciación y un sentimiento muy personal, es sólo mi camino… si de mí queréis aprender algo, hacedlo de mi lucha incansable por ser la mejor versión de mí misma, mirando a la cara a mis demonios y diciendo alto y claro lo que siento, por muy locura que sea, por muy mal que os parezca. No tener elección es una barbaridad alejada de cualquier consenso, pero si es como me siento lo contaré ¿Acaso ocultándolo desaparecería?

7 thoughts on “La elección

  1. Pelusilla says:

    Muchas gracias por este precioso comentario, me has puesto el vello de punta mientras lo leía. Creo que en general, no solo en la sumisión, el camino por ser feliz, sea cual sea tu manera de serlo, no es nada fácil pero merece muchísimo la pena. Mil gracias por leerme y decir esas cosas sobre mí, que alguien te perciba así es maravilloso. Un beso muy fuerte

  2. Vega says:

    Pelusilla:
    Mi más absoluta admiración hacia ti. Me fascinas. Eres un ser extraordinario con una gran inteligencia emocional. Tienes un sentir muy muy bello. Eres un referente para personas como tú, con ese inquietante, perturbador y excitante deseo y necesidad de entrega.
    Es difícil el camino. Aunque con innata sumisión nazcamos somos diamantes en bruto que hay que pulir. Sacrificio y paciencia.
    Yo he llegado hasta donde estoy..pero me he caído mil veces, he llorado de rabia e impotencia, he considerado que me cortaba las alas, que me amputaba. He llegado a dejar la relación. Pero mi Amo siempre ha estado ahí. Me ha ayudado a levantarme, me ha guiado, ha tenido infinita paciencia conmigo cuando mis deseos de sumisión se desdibujaban por temor a dejar de ser yo. Al final he comprendido que su felicidad es mi felicidad y hoy por hoy no hay nada que yo más desee que ver feliz a mi Amo.
    No hay que bajar la guardia. Siempre expectante y dispuesta a acatar sus órdenes! Él es mi Amo. Soy su propiedad. Mi collar es de cuero, lo llevo en el cuello. Pero el que más aprecio es el que me he ido ganando poco a poco, el que llevo en el alma marcado a fuego.
    Le amo, me ama. Soy felicísima siendo sumisa, nunca lo he sido tanto.
    Tengo aún mucho que aprender Pelusilla.
    Gracias de corazón por plasmar todo tu sentir.
    Un beso.

  3. Neil says:

    No tengas miedo. Entendemos perfectamente vuestra relación y allá aquellos que no la entiendan. No pensamos que haya manipulación alguna de una persona sobre otra o algo así.

    1) Respecto a lo de escribir, está bien que te muestres tal cual como eres con tus dudas o pensamientos enfrentados. Eso sí, una vez que tengas pillada la idea de lo que quieres decir, intenta defenderla a lo largo de todo el post. Si al final de él dices algo en plan "no me hagáis caso", haces que esa idea pierda fuerza.

    2) Sobre lo de tu Amo y tu sentimiento sumiso te haré una pregunta: ¿qué valoras más, lo 1º o lo 2ª?.

    3) Pienso que si tu sentimiento es de esclavitud total, deberías ir avanzando en ese sentido. Al menos, poco a poco. Al fin y al cabo lo único que quieres es ser realmente una esclava y no vivir una mentira, ya que las esclavas reales como tú bien dices, no tienen opción a negarse. Si tu sentimiento es real de esclavitud, tu camino debería ir hacia esa realidad.

    Un saludo

  4. Pelusilla says:

    Hola, gracias por leerme. Quizá sea cierto que no me he explicado bien, pero como dije al final del post, este es un blog personal y como persona puedo tener más o menos éxito tratando de expresarme. Hay días que no tengo ganas de escirbir sobre algo concreto, sólo me apetece escribir, a lo que salga. Sólo quería transmitir que a veces tenemos sentimientos confusos, que a veces necesitas cosas que tu mente censura. Por último con la frase que citas ni mucho menos quería quitarle a mi Amo la importancia que tiene, creo que en otros muchos post ya he dejado claro que tengo auténtica veneración por Él, solo quería dejar claro que lo que soy es algo que me acompaña desde siempre, que no estoy manipulada por las circunstancias actuales, que mi comportamiento responde a un deseo propio. Soy Su esclava porque es lo que siento que soy, no estoy sometida en una especie de relación tóxica disfrazada de amor, esa era mi intención al escribir eso. ¿Egoísmo? No lo sé, aún hay muchas cosas de mí que trato de descubrir, muchas que quiero cambiar… perfecta no soy, soy una persona con sus luchas internas entre corazón y mente, con mis virtudes y mis defectos, nunca he tratado de mostrar otra cosa.
    Un saludo

  5. Pelusilla says:

    Muchas gracias por tu comentario. Lo que más me gusta de escribir mis sentimientos y mis luchas internas es aliviar a otras personas que también se sienten así, no es que solucione nada, pero compartir sensaciones nos quita carga. Sí, ahora ando un poco alejada de twitter, ya he dicho en varias ocasiones que a veces no me sienta bien estar en esa red social, pero a parte de eso estoy en uno de los mejores momentos de mi vida en todos los aspectos así que todo está bien, como me deseas :), gracias por tu interés.
    Un saludo

  6. VENE says:

    buenas tardes; siempre es un placer leerte no se porque pero cada post que escribes me fascina pero este en particular me llega mucho porque tambien a veces llevo esa lucha interna que liberas dentro de ti .
    A lo mejor no seran las misma situaciones que yo tambien tengo dentro de mi luchas internas que a veces no se como canalizarlas. Leyendo tu post esta tarde me di cuenta que no soy unica con ese problema que hay mas sumisas que tienen una lucha interna. No se si leeras ese comentario pero me apasaionaba seguirte en tu twteer pero te estas un poco alejado llevando esa lucha interna que tienes. Ojala que todo este bien saludos y espero poder seguir leyendonte en los post

    venezuela

  7. Neil says:

    Suele ser interesante lo que cuentas en tu blog pero creo que este post es fallido y te diré por qué, creo que no tienes muy claro lo que nos tratas de decir.

    Paso 1) Empiezas hablando de un deseo que sería ser esclava total y absoluta de tu Amo pero de verdad, no dentro de una relación BDSM sino con lo que supone el término esclava.

    Paso 2) Se te empieza a notar temerosa de lo que piense la gente, lo cual creo que no debería ser así. Si tú te sientes como esclava en su totalidad y no dentro del BDSM, ¿qué problema hay en llegar a ser una esclava real?

    Paso 3) Ahora bien pelusilla, creo que has cometido un error. Dejas a tu Amo en un segundo plano: has dado a entender que tus deseos de esclavitud son más fuertes que tus deseos de pertenencia a tu Amo en la frase ("no es que esté tan ciega de amor que no puede alejarme de Él."), lo cual desde mi punto de vista denota egoismo. Lo dejas en un segundo término ante tus deseos de ser esclava. Casi insinúas que puedes prescindir de tu Amo, ¡qué tampoco es para tanto!. Mala cosa.

    Un saludo

Comments are closed.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad