Dicen de mí

Dicen de mí que soy una montaña rusa de emociones, dicen de mí que soy hipersensible, que soy fría, que no abrazo lo suficiente…

Dicen de mí que no sé priorizar, que todo me apasiona y voy saltando de un lugar a otro, que no duro mucho haciendo lo mismo, que la constancia no es mi fuerte. Que soy lejana, que soy cercana.

Dicen que mi piel cuenta historias de embarazos, bisturí y sol.

Dicen de mí que no me conformo, que me cuesta valorar mis logros, que me cuesta saborear lo conseguido… Dicen de mí también que tengo una fuerza de voluntad extraordinaria, que soy la más fea y la más bonita, dicen de mí…

Dicen de mí que puedo emocionar con unas pocas frases, que tengo ideas brillantes que al rato me parecen absurdas, que me parece que cualquiera es mejor que yo, dicen de mí que me comparo. Dicen de mí que me importa demasiado el físico, que soy muy superficial, pero también oirás de mí que no juzgo a nadie por su apariencia, que trato de comprender a todo el mundo, que no me enfado fácilmente, que soy tolerante de más…

Dicen de mí que me falta fuerza, que no sé imponerme, que me falta mano dura, también dicen que soy la reina de la paciencia y la asertividad, que tengo el don de mirar “com-pasión” a todos, con esa que me hace ver lo grandes que son, la maravilla que es ser ellos. Que puedo ver atractiva a cualquier persona…

Dicen de mí que me ilusiono con una tremenda facilidad, que vivo más en los sueños que en la realidad, que la vivo en tono de cuento. Dicen de mí que con la misma facilidad me decepciono y la impotencia de no materializarlos se me hace nudo en el estómago, que me vuelvo gris y no puedo dejar de pensar en cómo hacerlo real… También dicen de mí que tengo una fe férrea, que puedo soltar y confiar plenamente, sabiendo que todo se dará, que vine a ser feliz y solo a mi cabeza se le olvida a ratos…

Dicen de mí que me entrego entera en todo lo que hago, quizá por eso me quemo rápido… Dicen de mí que veo la vida de una forma extraña, que le doy demasiadas vueltas a la cabeza, que le busco a todo una perspectiva única.

Dicen de mí que si me vuelvo gris todos a mi alrededor se oscurecen también, pero si estoy luminosa, ay, si estoy luminosa enciendo almas… Dicen que mi rostro serio puede entristecer cualquier corazón, pero una de mis sonrisas hace que la piel se erice.

Dicen de mí que llegaré alto, dicen que ya debería haber llegado, dicen de mí que soy mediocre… Dicen de mí que soy valiente, que soy cobarde, que admiran mi seguridad, que debería ser más segura…

Dicen de mí y llevan razón, a la vez que se equivocan… Y esas voces no me son ajenas, van de dentro hacia fuera, voces que creen que saben cómo soy, voces cercanas, voces desconocidas, voces que son la mía. Qué estupidez, como si el tiempo existiese, como si se pudiese ser algo más allá de no ser nada y serlo todo a la vez. Porque la Ángela que ayer dejó algo, hoy lo da todo… Porque haber actuado de una forma no sentencia, como si no fuese solo este instante el que importase.

Soy un latido, un pulso que se contrae y se expande, así que sí, me muevo por impulsos, porque la vida es eso, porque el día que no tenga todas las dualidades en mí, que no lo sea todo y al segundo no sea nada, será que he muerto, que ya nada me queda que experimentar, que la pasión se me esfumó, que mi genio se marchó, que mi alma ya no me habita.

No sé si es fácil vivir a mi lado, unos dicen que será una puta locura, yo lo digo, vivir en mí es agotador… Pero también dicen de mí que vivir a mi lado es maravilloso, que llevo a las personas a sitios mágicos, que hasta el que me mejor me conoce aún descubre cosas increíbles, y también llevan razón, vivir en mí es fascinante…

Dicen de mí, digo de mí… y estoy cansada de dar importancia a las palabras, qué coño importa dónde llegue, lo maravillosa o lo horrible que sea, qué más da mi desorden, qué más da mi belleza o mi fealdad, qué más da…

Me cansé de escuchar lo que tienen que decir de mí, me cansé de escuchar lo que mi cabeza me cuenta ¿Es mentira? ¿Es verdad? Qué importa si un corazón se contrae o se expande, lo único importante es que late.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ángela Ruiz Ríos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  GoDaddy.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad