Volver, despacito

No recordaba la última entrada que publiqué. Casi parecía un mensaje dejado para que lo leyese ahora.

Han sido unos meses preciosos, lentos y de reconexión. De asentar, de cambiar cosas, de coger perspectiva.

En cuanto a la relación con mi Amo también ha sido un proceso de transformación, para volver al mismo lugar, pero reorganizando sensaciones y sentimientos. Permitiéndome ser y dejarme llevar por mis impulsos. Permitiéndome no ser “tan sumisa”, permitiéndome ser rebelde y retadora. Permitiéndome mirarlo un tiempo a la altura de los ojos, más de tú a tú. Jamás desapareció el “Usted” porque yo no quería dejar de ser Suya, esa no era la cuestión. Y es que a veces no es problema del BDSM, a veces es por reajustar otras cosas que también hay en una relación. Ojalá fuese tan sencillo… Me permití vivir la D/s desde otro lugar, los azotes, los bocados y mordiscos, las órdenes y las ataduras tenían otro sabor. Ni mejor ni peor, otro sabor. Me permití disfrutar de ser Su amiga, ser cómplices antes que Amo y sumisa. Pero todo va volviendo, ya están resueltos esos asuntos que me rondaban, ya he reajustado lo que necesitaba por dentro. Han sido unos meses maravillosos como pareja, pero la naturaleza llama, Él quiere dominar y yo quiero someterme… No hemos dejado de ser Amo y sumisa, no es eso lo que ha pasado, simplemente relajamos un poco la intensidad de nuestra relación, yo necesitaba ese espacio, Él lo respetó.

¿Y volver a hablar de BDSM? No sé, aún no sé qué pasó para que me bloqueara en este sentido. Para que se me metiese el miedo a compartir, el miedo a exponerme. Lo cierto es que ando ofuscada con esa parte, ando muy ofuscada… No puedo evitar escribir sobre este tema, los dedos se mueven solos. Pero noto presión, incomodidad. Siempre he dicho que hay muchas “Ángelas” dentro de mí, sigo buscando la manera de que este hecho no me angustie. Estoy yendo a una psicóloga con la que lo estoy trabajando. He avanzado mucho, pero aún hay algo que ajustar. Mi problema no es hablar de BDSM, mi problema es con la imagen global que se tenga de mí, tener la sensación de estar encasillada y limitada. Que, al mostrar una parte de mí, tenga que ocultar otra… Dicho así me parece una auténtica chorrada, pero bueno, los procesos llevan su tiempo, su ritmo.

¿Quién soy? Esa es la gran pregunta, esa que me da vueltas y vueltas…

¿Quién soy como escritora? Esa es la que sucede a la anterior

Hace poco hablando con una persona muy cercana a mí que me conoce muy bien, me aconsejó que dejase espacio a mis excentricidades. Que dejase de intentar ocultarlas por parecer una persona “normal”. Que de ellas nace mi belleza, mi genialidad… Fue un concepto muy impactante para mí, no me había dado cuenta de lo mucho que lo hacía, de lo poco que me dejaba ser… De mis ganas de hacer, escribir, cosas creativas y distintas, ni mejor ni peores que las de otros, pero sí muy mías. ¿Mezclar a Dios, la espiritualidad, con el BDSM? Esa es una de mis mayores excentricidades, una de las que más me atormentan. Así que me divido, hablo de una cosa por un lado, hablo de la otra por otro… Como si así pudiese satisfacer esas partes de mí, como si así me quedase más tranquila. Pero no, solo consigo que me duela dividirme, que sienta que no estoy siendo YO, que no estoy haciendo lo que me apetece, indistintamente de si tiene sentido o no, de si es una puñetera locura o no. ¿Y si estoy loca? Da igual, estoy cansada de tratar de disimular.

Estoy yendo a un taller de escritura que se basa en la figura de María Zambrano. Qué mujer, cuánto me está inspirando. Hacía y escribía lo que le daba la gana. Me está mostrando que yo también puedo. Que no tengo que dividir, que mi obra puede abarcar todos mi “Yo”. Que, incluso estas entradas de divagar, también son importantes.

Gracias por leerme, por acompañar mis idas, mis venidas, mis excentricidades…

1 thought on “Volver, despacito

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ángela Ruiz Ríos.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  GoDaddy.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad